Home / Noticias / Elecciones en EE.UU: tres escenarios posibles para el día después

Elecciones en EE.UU: tres escenarios posibles para el día después

Que las elecciones de medio término en EE.UU. son un referéndum sobre la presidencia deDonald Trump es algo sabido por todos. Su retórica incendiaria y divisiva ha ahondado divisiones y resquemores a lo largo del todo el país, y en los comicios podrá verse cuán amplia es la aceptación de su mensaje en la población. En función de cómo se den los resultados electorales, se pueden avizorar tres escenarios posibles que pueden cambiar la dinámica política de Washington.

En todas partes de Estados Unidos hay una fuerte campaña para que la gente vote en estas elecciones de medio término. / AFP© clarin.com En todas partes de Estados Unidos hay una fuerte campaña para que la gente vote en estas elecciones de medio término. / AFP

1. Los demócratas recuperan el control de la Cámara de Representantes

Todas las bancas de la Cámara de Representantes (similar a una Cámara de Diputados, donde los distritos están representados en función de su población) están en juego en esta elección: 435 escaños.

Actualmente los demócratas cuentan con 195 bancas contra 240 de los republicanos. Para retomar el control necesitarían obtener 23 bancas más.

Ese objetivo para algunos analistas no es descabellado. Sucede que 39 representantes republicanos (muchos de ellos anti-Trump) renunciaron a renovar su banca en estas elecciones, así que habrá disputas mano a mano entre candidatos nuevos, algunas de ellas en estados clave como Florida y Pennsylvania.

Alexandria Ocasio-Cortez, una de las demócratas que llegaría a la Cámara de Representantes en estas elecciones de medio término en Estados Unidos. / REUTER© clarin.com Alexandria Ocasio-Cortez, una de las demócratas que llegaría a la Cámara de Representantes en estas elecciones de medio término en Estados Unidos. / REUTER

Este escenario ciertamente significaría una derrota para Trump y los republicanos, ya que hasta ahora habían podido legislar a voluntad en ambas cámaras. Perder una de ellas significaría que tendrán que negociar sus proyectos de ley con la oposición, además de que habrá un escrutinio más severo sobre el presidente y su comportamiento.

Este resultado vuelve además a agitar el fantasma del “impeachment”, o juicio político, a Donald Trump, pero la realidad es que los demócratas aún estarían bastante lejos de poder hacer realidad este escenario: necesitarían dos tercios del Senado para poder concretar su destitución.

2. Los republicanos mantienen su mayoría en ambas cámaras

Este es el escenario soñado por Trump y el Partido Republicano para estas elecciones de medio término. Este desenlace no sólo les permitiría seguir legislando a voluntad, sino que además enviaría el mensaje de que el país está a favor de su política y retórica divisiva.

El presidente Donald Trumo en un acto de campaña por las elecciones de medio término 2018 con su hija Ivanka. / AP© clarin.com El presidente Donald Trumo en un acto de campaña por las elecciones de medio término 2018 con su hija Ivanka. / AP

Para que esto suceda, los republicanos deberían hacer una elección brillante. Según los últimos sondeos y proyecciones, hay 183 bancas que los demócratas ganarían cómodamente, comparado a las 137 que se llevarían los republicanos. Luego hay 11 bancas donde los demócratas cuentan con ventaja, y otras 29 donde los republicanos lideran las preferencias. Hay 75 escaños en donde aún no se puede determinar con claridad el ganador. Si republicanos y demócratas se llevan todos los asientos en los que tienen ventaja, el partido de Trump todavía debería ganar 52 de los 75 escaños más reñidos para llegar a 218, la mayoría de la Cámara.

3. Los demócratas obtienen mayoría en ambas cámaras

Este es el escenario más explosivo de todos los que pudieran darse el 6 de noviembre. No sólo significaría la pérdida de una mayoría que le ha permitido a Trump imponer la agenda del Partido Republicano (a saber, entre otras cosas, un plan impositivo hecho a medida de la población con mayores ingresos y la designación de un juez conservador para la Corte Suprema), sino también la constatación de que la “marca Trump” no es tan poderosa como se suponía, lo que podría abrir la puerta para que republicanos más moderados empiecen a desafiar en público las políticas encabezadas por el presidente.

Beto O

© clarin.com Beto O

Si bien los republicanos cuentan con una ventaja mínima en la Cámara alta (51 contra 39), el partido de Barack Obama defiende más bancas en estas elecciones de medio término: 26 (más 2 senadores independientes, que suelen votar en línea con sus proyectos), contra sólo 9 del oficialismo. La batalla es cuesta arriba en este ámbito, pero sigue siendo un escenario posible.

About admin

Check Also

¿Es posible ponerle una fecha de salida a Nicolás Maduro?

El 10 de enero de 2019 es la fecha en la Nicolás Maduro no podrá “seguir con la pretensión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *